Investigadores detectan en España una cepa que apenas afectó a otros países

España ha sufrido, además de las primeras cepas del coronavirus que entraron y afectaron a casi toda Europa, una "cepa asiática" que apenas ha entrado en otros países europeos, según un equipo de investigadores españoles.

La investigación apunta también que la evolución natural que ha tenido el virus no es compatible con una manipulación en laboratorio -algo que achaca a teorías "conspiracionistas" sin base científica- y sugiere además que en la primera onda epidémica asiática debieron existir muchos más casos de los que reportaron las autoridades sanitarias.

Los investigadores han concluido también que entre un tercio y la mitad de los infectados por COVID-19 en el mundo estarían relacionados con los "supercontagiadores" y han corroborado que el origen de todas las cepas actuales del coronavirus se sitúa "no antes de noviembre de 2019".