Trucos para mejorar la calidad de video de tu webcam

15/03/2020milon

Algunos problemas, como video pixelado, congelamientos o configuraciones mal hechas, pueden perjudicar la formación de la imagen en la pantalla y, consecuentemente, arruinar la charla.
Aquí tienes una lista de trucos valiosos para dejar la transmisión de video con la mejor calidad posible, dejando la videoconferencia mucho más agradable.

Software actualizado

Intenta mantener el mensajero utilizado para las videoconferencias siempre en su última versión. Las actualizaciones que se hacen en esos softwares pueden incluir, además de mejoras en la interfaz en general, una mejor transmisión de video.

Siempre cuenta con las últimas actualizaciones de MSN, Skype y otros programas mensajeros, en caso de que no sepas si estás utilizando la última versión.

Presta atención al ambiente

Las reclamaciones más constantes de las personas que conversan por webcam están en elementos esenciales, como la luz de la habitación. En ese caso, los dos extremos son malos, no utilices mucha iluminación, pero también no confíes sólo en el brillo del monitor.


Lo ideal es buscar una fuente de luz (de preferencia natural, en caso de que esté de día) y posicionarse en frente a ella, evitando al máximo alguna iluminación fuerte que venga de atrás. En especial en el caso de notebooks, mantén la cámara a la altura de tus ojos. Estas cosas pueden parecer insignificantes, pero hacen mucha diferencia en la imagen final.

Además, evita que haya movimiento detrás de ti, como personas pasando o un televisor encendido. Entre más estática sea la imagen (sin contar tus propios movimientos, claro), menos trabada será para los receptores.

Configuraciones internas

Si ajustar la luz del ambiente no funcionó, entonces puedes recorrer a las configuraciones de la propia webcam. Cada modelo cuenta con su propio software, pero generalmente tiene un patrón mínimo de opciones que pueden mejorar sutilmente la calidad de la transmisión.

En esas opciones puedes controlar el brillo, contraste, intensidad de los colores mostrados en el video, además de otros efectos. Asimismo, los propios programas mensajeros pueden contar con ventanas de configuración de webcam. Pero presta atención: a pesar de la facilidad de ajustar esas opciones, cabe recordar que los cambios no son tan eficientes como la iluminación de la habitación, que es en realidad lo más importante.

Deja de navegar en internet

Mientras conversas con alguien utilizando la webcam, evita exigirle mucho a tu conexión. Las videoconferencias generalmente consumen buena parte de la banda de Internet. Por lo tanto, se recomienda cerrar las pestañas en exceso del navegador, programas pesados e incluso las descargas que se están haciendo.

También se recomienda que tu conexión sea a través de cable, en vez de Wi-Fi. No es una condición muy necesaria, pero también contribuye para la calidad de la transmisión.

El ruteador puede salvarte

Si estás utilizando un ruteador con la opción QoS (Quality of Service), puedes configurar la reserva de banda automáticamente, transfiriendo buena parte de la conexión para las transmisiones de video, dejándolas así con una buena tasa disponible.

En QoS, reserva un pedazo de tu banda para las transmisiones de video.

Para ello, accede a la configuración del ruteador, selecciona la opción “QoS” y escoge la tarea que recibirá la preferencia de banda, además de la cantidad suministrada (en kbps). No obstante, cabe recordar que eso no es completamente necesario, ya que el proceso tiene el mismo efecto que cerrar programas y detener las descargas que estén consumiendo tu conexión.

Un pequeño truco en Skype

Si usas Skype y tienes una calidad de transmisión de video muy mala, puedes hacer una pequeña modificación en un archivo de configuración para aumentar la cantidad de cuadros por segundo que se capturan, lo que mejora sutilmente la transmisión.

Para ello, ciera el programa y abre Windows Explorer. En la barra de direcciones, escribe “%appdata” (sin las comillas) y navega hasta encontrar la carpeta de Skype. Haz clic en ella, sigue para el ícono que tiene tu combre de usuario y abre el archivo “config.xml” con el Bloc de notas.



Abajo de la linea que comienza con con el nombre de tu web cam (entre las tags “”), cambia el valor para “25” (sin comillas), exactamente como se muestra en la imagen de arriba. Salva el documento y abre Skype otra vez para ver si los cambios ayudaron. La imagen ahora debería correr de manera más suave, sutilmente desenfocada. Si no te gustó el resultado final, sólo tienes que eliminar el texto agregado.

Cambia tu webcam

Si intentaste todos los trucos explicados hasta ahora y no notaste mucha mejora en la resolución de la imagen, tal vez sea un buen momento para comprar otra webcam.


El accesorio hoy en día no es tan caro, se pueden encontrar buenos productos que cuestan menos de US$ 30. Además, en caso de que no quieras utilizar una webcam, puedes sustituirla por algunos modelos de cámaras fotográficas digitales o smartphone.

¿Eco? ¡Utiliza unos audífonos!

No es sólo el video que puede ser perjudicado por descuidos en la configuración: al conversar también por voz, puedes ser sorprendido por ruidos y ecos irritantes, pero que pueden ser fácilmente resueltos. Si tú y tu compañero de videoconferencia están utilizando parlantes, intenta bajar el volumen, o mejor, utiliza audífonos, que no dejan filtrar audio e impiden que el sonido afecte la charla.



¿Ya utilizaste algunos de los trucos mencionados, conoces otro para mejorar la calidad de la transmisión vía webcam? ¡Deja tu comentario!

RELACCIONADO CON Trucos para mejorar la calidad de video de tu webcam

Historia amp