Así hace Apple la entrevista confidencial para trabajar en Apple Store

12/12/2017BonesMac

El día de la inauguración de la Apple Store de Covent Garden en Londres, considerada la mayor del mundo, al final de la jornada, cuando ya no había clientes y después de que los empleados recolocaran los ordenadores que están disponibles para el público con una regla para medir la inclinación de las pantallas en el caso de los portátiles los responsables de la tienda reunieron a todos los trabajadores en el centro de la sala de ventas y tras unas palabras de ánimo y felicitaciones, todos se aplaudieron y estallaron en gritos de satisfacción.


No fue un momento íntimo. Centenares de personas miraban a través de los grandes cristales de la tienda cómo los empleados de la Apple Store recién inaugurada celebraban su primer día de trabajo.

Fue como una parte más del espectáculo de ese día, con colas para entrar el primero, para usar los MacBook Air, iPad o iPhone sin reparos, o para acudir al Genius Bar, que de bar tiene poco porque es un espacio para consultar dudas o problemas en el uso de los dispositivos de la compañía que preside Steve Jobs.

En los próximos meses la escena, seguramente, se repetirá en la Apple Store que se abrirá en la confluencia de las calles Colón y Lauria de Valencia. Será un espacio singular al menos de momento en España, ya que las tres tiendas que ya tiene la compañía está dentro de centros comerciales. Y... no es lo mismo.

Trabajar en esa tienda es uno de los sueños de muchos de los fanboys y fangirls, por supuesto de la firma de la manzana. Pero no es fácil. Apple inició ayer las entrevistas con los cientos de candidatos que se han presentado a ocupar alguno de los puestos de la tienda, una plantilla que no se sabe públicamente a cuantas personas ocupará pero que, de ser como en la de Covent Garden, supera el ratio medio de empleados por metro cuadrado de cualquier tienda.

El proceso de selección dista del de cualquier empresa corriente. Y como la escena descrita al principio, tiene un aire americano complejo de describir pero fácil de imaginar.

En el hotel Hospes Puerta del Mar, uno de los más lujosos y atractivos de la ciudad al que han sido citados los candidatos que se inscribieron en la página de la compañía y que han sido llamados uno a uno por correo electrónico se vivieron ayer momentos que no se suelen suceder en una entrevista de trabajo al uso.

Los candidatos entraban al hotel y les dirigían a una de las salas de la planta baja donde les recibía un logotipo de la marca y las dos personas que dirigían el proceso de selección. Un pasillo, gritos de ánimo y aplausos, como si entraran en una cancha de baloncesto en un partido de la NBA.

A partir de ahí, en grupos de 25 personas, se presentaba la compañía como si no la conocieran, la tienda sin dar mayores detalles, por supuesto tampoco la fecha de apertura y después, llegaba el momento de demostrar las habilidades de cada uno.

Los candidatos se presentaban en parejas... pero uno al otro, es decir:

Hola, él es fulanito que le gusta comer helados de chocolateEvidentemente es un ejemplo ficticio, pero esa era la tónica: un dato profesional, uno personal.

Tras la presentación, se les propuso adoptar papeles de vendedor y cliente. Se enfundaron la conocida camiseta azul de dependiente, se colgaban al cuello la identificación y hacían un pequeño teatrito:

Hola, es que yo quiero un iPad pero me parece que va a ser muy complicado para mi que no tengo ni idea de informática
Vaya, no se preocupe, vamos a ver qué podemos hacerOtro diálogo ficticio, pero orientativo.

Evidentemente, el objetivo de este tipo de pruebas es conocer la capacidad de empatía de los candidatos con los clientes: ya no se trata de saber mucho o no de Apple y sus aparatos, hay que ser simpático. Al fin y al cabo, los dispositivos de la marca casi se venden solos.

No se habló de salarios pero sí de tipo de contrato: los hay de 40 y de 20 horas. Los candidatos suelen preferir estos últimos y la empresa también. La duración, indefinida desde el primer día.

En todo caso, aún queda mucho para que se forme la plantilla definitiva y la de ayer, y la de hoy, son las primeras tomas de contacto de Apple con sus futuros empleados en Valencia.

Por cierto, si ha llegado hasta aquí debe saber que tanto los nombres de quienes han contado el proceso a este periódico como las situaciones descritas se guardan o se recrean por una razón: Apple exige confidencialidad a los entrevistados.

Pero no una discreción cualquiera: hay un contrato que les exige no contar lo que ocurre tras las puertas de la sala de selección.

El riesgo es quedarse fuera del proceso. Sin embargo, los candidatos son demasiados como para que el secreto se guarde.


Mapa web | Política de cookies. | Aviso Legal y Política de Privacidad. | Contactar. | Sponsors: /18/44392/asi-hace-apple-la-entrevista-confidencial-para-trabajar-en-apple-store.html

Country:US